Los ” frigoríficos ” que se usaban en los años 60

216
Compartir
reparto-hielo-años-60-foto-coloreada
El reparto diario de hielo era algo cotidiano a finales de los años 50, principios de los 60

Las neveras de los años 60. Más que frigoríficos eran un armario sin enchufe

 

Nevera de lujo forrada de madera
En aquellos tiempos las neveras eran más un armario de madera forrado de zinc que otra cosa, ya que ni siquiera tenían motor. Solo conservaban el hielo que se les metía más tiempo.
Anuncio neveras CHAS
Anuncio de la época de la marca más lujosa que había al alcance de solo unos pocos

 

Aunque ahora pueda parecer surrealista, tengo que referirme a las neveras de los años 60. Es cierto que en los años 60 muy poca gente tenía frigorífico, mejor dicho nevera en sus casas. Tenerla era casi un artículo de lujo que muy pocos se podían permitir en el Pópulo. La mayoría las tenían en los bares, que eran armarios con una fila de puertas arriba y abajo y con un compartimento para el hielo.

La verdad es que se compraba lo que se iba a utilizar en el día, yendo a los almacenes de ultramarinos y al mercado de abastos.

 

Las neveras de los años 60, una broma de la modernidad

Nevera años 60. Compartimento de hielo superior
Nevera con el compartimento del hielo a la vista

Las neveras tenían la particularidad de que no eran eléctricas, simplemente eran unos armarios de madera con una capa de corcho intermedia y unas puertas con juntas de goma para hacerlas estancas. Generalmente por dentro estaban forradas de zinc con algunas estanterías.
Solía tener un compartimento en la parte alta, al que se accedía por el techo del armario o en por el frente en la parte superior. Luego tenían la puerta que daba acceso a la cámara donde se guardaban los alimentos y en la parte de abajo tenían un cajón bastante grande donde se acumulaba el agua del deshielo.

Tenazas para coger las barras de hielo
Tenazas para coger las barras de hielo, la herramienta de los repartidores de hielo a domicilio. Para subir las escaleras se ponían un saco de arpillera al hombro y cargaban con ellas.

El funcionamiento era muy simple, se compraba una barra de hielo ( yo iba al despacho que había en la plaza de la Catedral cerca de la calle San Juan) y se metía en el compartimento superior de la nevera. Durante el día se iba descongelando y lo que había dentro estaba fresquito. Al día siguiente había que vaciar el cajón del agua donde se recogía lo que se iba derritiendo.

 

 

Repartidores de hielo a domicilio. Un oficio efímero

Reparto de hielo a domicilio años 60
El reparto de hielo a domicilio fue un oficio efímero porque pronto llegaron las neveras eléctricas.

Para los bares existía un servicio de reparto de hielo ” a domicilio”. En un carro aislado como las neveras, cargaban las barras de hielo y luego iban distribuyendolas. Para cogerlas tenían una especie de tenazas muy grandes y luego se las cargaban al hombro sobre el que se ponían un saco de arpillera o un trozo de hule para no mojarse.

Como el hielo se fabricaba con amoniaco, siempre acababa impregnando todo con ese olor.

En mi casa utilizábamos el típico botijo de barro y una tinaja grande de barro con una tapa de madera donde almacenábamos el agua y que así se mantenía muy fresquita.

Chavales en la fábrica de hielo años 60
Chavales en la fábrica de hielo años 60. Era una maravilla ver como “nacía” el hielo.
Nevera de gama económica años 60
Nevera de gama económica años 60. Más parecía un armario que otra cosa

1 Comentario

  1. Muchisimas gracias por traernos estos recuerdos. Yo me crie entre Santa María y la Viña, en el Campo del Sur en las casitas de colores, y cuando habia temporal, mi camino hasta el Colegio del Campo era por la C/San Juan atravesando el Populo y subir por Santa María. Tengo cantidad de amigos en el Populo y es más, mi suegra se crió en la casa del Platano. Todavia hoy, me acerco de vez en cuando al barrio a la peluqueria de Antonio frente al Malagueño… Para mi, es el barrio más bonito y singular de to Cai. Nuevamente GRACIAS.

  2. Gracias a ti. Estoy haciendo este blog para que la gente joven vea lo que hemos prosperado desde entonces, ya que parece que nuestra infancia pertenece a otra época.
    Yo también pasaba mucho por la calle San Juan para ir al Caleta o al Cine Nuevo (¡Qué películas las de Santo Enmascarado de Plata!) y cuando volvíamos siempre "recolectábamos" fruta de los camiones que estaban aparcado por allí.

  3. Estoy muy ilusionado, al haber encontrado tu Blog, me parece estupendo. de hecho yo estoy escribiendo mis Memoria y acontecimientos de mi vida y estoy tomando algunos apuntes de este Blog, espero poder contar con tu autorizacion. Yo vivi duurante 25 años en la Calle Publico, estuve en la Mirandilla, conoci el barrio perfectaente. un abrzao,

    • Sin problemas. Es para mi un honor y para cualquier cosa me lo dices. Lo que te pido es que compartas tus memorias cuando las tengas. Aunque tengo el blog abandonado, de hecho le estoy preguntando a mis familiares y amigos de la infancia por anécdotas para continuarlo. Si necesitas fotos del barrio y sus alrededores tengo un grupo en facebook donde voy poniendo todas las fotos que voy encontrando por internet. A lo mejor alguna te puede servir. Sobre todo pongo las de los años 50 a 90. Esta es la dirección https://www.facebook.com/groups/barriopopulo/ . Un abrazo.

Deja un comentario