Ma solitude-George Moustaki

60
Compartir
Georges Moustaki
Georges Moustaki

Ma solitude-George Moustaki

George Moustaki nació en Alejandría aunque siempre creí que era francés.
Fue un cantautor sensible y comprometido socialmente. Prácticamente discípulo de Georges Brassens (hasta adoptó su nombre como nombre artístico, ya que su nombre real Giussepe Mustacchi). También se entusiasmaba con Edith Piaf, la gran dama de la canción francesa

Ma Solitude, una canción particularmente sensible

La música sencilla e intima de esta canción rápidamente te llegan a lo más profundo. Su voz prístina y suave te transportan al mensaje que encierran sus estrofas y te hacen reflexionar sobre esas cosas en las que normalmente no pensamos porque vamos pasando por la vida con el piloto automático.

Aunque la traducción no es muy acertada si que se aproxima bastante al mensaje que intenta transmitir. Nunca estamos solos, nos acompaña nuestra soledad.El vídeo está subtitulado para ayudar a la comprensión del mensaje.

ESTA ES LA LETRA Y SU TRADUCCIÓN

Pour avoir si souvent dormi, avec ma solitude,
Je m’en suis faite presque une amie, une douce habitude.
Elle ne me quitte pas d’un pas, fidèle comme une ombre.
Elle m’a suivi ca et la, aux quatres coins du monde.
Non, je ne suis jamais seul, avec ma solitude.
Quand elle est au creux de mon lit, elle prend toute la place,
Et nous passons de longues nuits, tous les deux face a face.
Je ne sais vraiment pas jusqu’où, ira cette complice,
Faudra-t-il que j’y prenne goût, ou, que je réagisse?
Non, je ne suis jamais seul avec ma solitude.
Par elle, j’ai autant appris, que j’ai verse de larmes.
Si parfois je la repudie, jamais elle ne desarme.
Et, si je préférais l’amour, d’une autre courtisane,
Elle sera a mon dernier jour, ma dernière compagne.
Non, je ne suis jamais seul avec ma solitude.
Non, je ne suis jamais seul avec ma solitude.
 
Por haber dormido tantas veces con mi soledad,
he conseguido de ella casi una amiga, una dulce costumbre.
No se parta de mi lado, fiel como una sombra.
Me ha seguido aquí y allá, a las cuatro extremos del mundo.
No, yo nunca estoy solo, con mi soledad.
Cuando está en mi cama, ocupa todo el espacio,
Pasamos largas noches, los dos cara a cara.
Realmente no sé hasta donde irá esta cómplice
¿Tendré que hacerme a ella, o reaccionar ?
No, nunca estoy solo, con mi soledad.
Por ella he aprendido tanto como lágrimas he derramado
Si a veces la repudio, ella nunca se rinde.
Y si yo prefiriese el amor de otra cortesana,
Ella estará ahí en mi último día, mi última compañera
No, nunca estoy solo con mi soledad.
No, nunca estoy solo con mi soledad.





 

Deja un comentario