Pequeño poema para Aida

81
Compartir

Aída

Sin apenas darte cuenta

has dejado de ser la hija de.
Sin apenas darme cuenta
yo que era yo,

he pasado a ser padre de.

De pronto he comprendido
que ya tú,
ya solo eres solo tú.

y que yo
he dejado de ser solo yo.
para pasar a ser el padre de.

Deja un comentario